Máquinas para cortar el pelo

Las maquinas cortar pelo contienen electroimanes. Los electroimanes son unos tipos de imanes  en los que un campo magnético aparece cuando fluye una corriente magnética. En cuanto cesa el flujo de corriente eléctrica  desaparece el campo magnético. 

    Ese movimiento de vaivén generado por el campo magnético ha sido usado en la mecánica de muchas máquinas cortapelos actuales del estilo de marcas como Wahl  o Moser. Una cuchilla que se desplaza sobre otra es la base del corte que producen las máquinas rasuradoras. Una cuchilla está más abajo que la otra para evitar cortes en la piel pues se convertiría en una sierra mecánica en vez de una rasuradora.

    Los motores eléctricos que hacen girar un émbolo que hace que una cuchilla se mueva de lado a lado encima de otra es otro sistema de corte que se usa como base mecánica en máquinas cortapelos estilo Hysoki o Steinhart. Con este sistema la hoja que corta tiene más fuerza que con el sistema de electroimán.  Las máquinas cortar pelo con esa mecánica suelen tener el cabezal desmontable y permiten una limpieza y lubricación más fácil después de cada uso y así alargar la vida de la máquina.

    La mayoría de las máquinas cortar pelos cortan el cabello con una longitud mínima de un milímetro. A partir de aquí, normalmente de tres en tres milímetros, existen calzas del 1, 2,3, etc (3, 6, 9…mm). Existen mecanismos que permiten rebajar el número milímetro a milímetro con una palanca lateral o trasera y permiten hacer cortes modernos degradados o progresivos. Los cortes se pueden combinar con máquina las partes más cortas y con peine y tijera las más largas. Hemos de prestar atención en el momento que queremos cambiar de un número a otro de manera que no se vea una línea divisoria entre las dos medidas.

     También  hay máquina para hacer el contorno que apuran más que las anteriores. Hay profesionales que usan la navaja de barbero con protección para dejar la piel más pulida y sin ningún pelo fuera de su sitio. Las cuchillas actuales  apuran a contrapelo o a favor se forma suave y son desechables. Desaparece la figura del afilador o la piedra de arenisca. La misma máquina, con un cabezal distinto, más fino, nos permite hacer dibujos con un número de cabello corto. Sólo hace falta una dosis de atrevimiento y un buen pulso para manejar la máquina.